Los diez timos más comunes en las ofertas de empleo

  • La organización de consumidores FACUA ha advertido hoy del aumento de falsas ofertas de trabajo
  • Ha puesto en marcha una campaña bajo el lema “Lucha contra las ofertas laborales fraudulentas”

FACUA-Consumidores en Acción advierte del aumento de falsas ofertas de trabajo que aprovechan la crisis económica actual para embaucar a desempleados con oportunidades laborales que no llegan a efectuarse nunca. La asociación exige a las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas que pongan en marcha actuaciones de sanción y control ante “estos graves fraudes”.

Con el fin de movilizar a los consumidores para denunciar contra los abusos, la organización ha puesto en marcha una campaña bajo el lema “Lucha contra las ofertas laborales fraudulentas” y bajo el hastag de #falsoempleo.

La asociación resume en un comunicado los distintos modelos de fraudeque existen y que van desde los negocios piramidales en los que el que se cree un trabajador no es más que un cliente de la empresa hasta anuncios de puestos de trabajo cuyo contacto es un teléfono de tarificación adicional que lo único que hace es dar dinero al que recibe la llamada.

Aquí puedes encontrar los diez tipos de fraudes más comunes:
1. Pagar por trabajar en el extranjero

Ante la situación de desempleo y precariedad vigente, FACUA ha detectado la aparición de ofertas de empleo para supuestamente trabajar de canguro o cuidador en el extranjero a cambio de tener que pagar una cuota previa.

Muchos de estos anuncios utilizan la imagen de una familia modélica y persuaden al candidato para después cobrarle por gastos administrativos a través de plataformas que no permiten dejar rastro alguno del pago.

2. El spam de la crisis: piden dinero para falsos gastos administrativos

Supone ofertar un trabajo a través de distintas vías, entre ellas correos electrónicos spam. En el momento que el usuario se interesa, se le solicita que ingrese en una cuenta bancaria una cantidad para unos supuestos gastos del contrato o del envío del material para trabajar.

Tras abonar lo que le pide, la empresa desaparece o incluso vuelve a contactar con el afectado para seguir pidiéndole dinero hasta que acaba siendo consciente del timo.

3. Ofertas que sólo buscan captar datos personales

En este caso lo que pretende el supuesto ofertante, en lugar de pedir un pago de dinero, es captar los datos de los usuarios para incluirlos en listas de spam. El usuario cree estar interesándose por una oportunidad laboral muy atractiva con ganchos como “para los mejores gerentes se otorgan bonos a parte del sueldo fijo de 1.500 euros al mes, 2.500 por jornada completa” o “he ganado 136,419 euros en solamente 20 semanas desde que aplico el método y las instrucciones de Julien, el millonario”.

Sin embargo, lo que está haciendo realmente es enviar sus datos personales listas de envío de publicidad masiva, e incluso, ser víctima de ataques de seguridad.

4. Encuestas que supuestamente te harán ganar mucho dinero

Una modalidad más de fraude laboral que se encuentran aquellos que buscan empleo por internet es el de “¿Te imaginas cuánto podrías estar ganando completando tan sólo unos cuantos de estos cuestionarios todos los días?”, es decir, ganar dinero rellenando encuestas.

Se ofrece la posibilidad de tener un ingreso extra desde casa con tan sólo rellenar unos cuestionarios mediante el ordenador para empresas que necesitan la opinión de los consumidores. Pero el acceso a estos cuestionarios no es gratis.

El usuario debe pagar incluso más de 25 euros por unas listas de direcciones donde supuestamente encontrará las bases de datos con estas empresas.

5. Ofertas de trabajo que remiten a teléfonos de tarificación adicional

La asociación ha denunciado ofertas en las que para ponerse en contacto con el supuesto demandante se da un teléfono que al marcarlo remite a un número de tarificación adicional. Las llamadas a las líneas con prefijos 803, 806 y 807 varían su precio en función no sólo de la duración, sino de la cuarta cifra de los teléfonos. FACUA advierte que la llamada a este teléfono 806, de tarificación adicional, tiene un coste por minuto desderedes fijas entre 0,91 euros y 1,21 euros; y desde dispositivos móviles, entre 1,27 euros y 1,57 euros, IVA incluido. Así, si los timadores consiguen entretener 30 minutos al usuario, el tiempo máximo que pueden durar estas llamadas, haciéndole preguntas sobre su currículum y disponibilidad, su precio alcanzará entre 27,30 y 36,30 euros desde la red fija; y entre 38,10 y 47,10 euros desde los dispositivos móviles, IVA incluido.

En el artículo 5.3.3.6 de la Resolución de 15 de septiembre de 2004 de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información se señala que “los servicios destinados a solicitar u ofrecer empleo o trabajo, directa o indirectamente, ya sea remunerado o sin remunerar, no podrán ofrecerse por medio de llamadas a números de tarificación adicional”.

6. “Hágase rico, o casi, fabricando productos desde casa”

Otro de los casos es el “hágase rico, o casi, fabricando productos desde casa”. El dinero que se solicita es el teórico coste del material con el que el usuario se dedicará a fabricar productos desde casa para venderlo a través de la empresa.

Después, el afectado cae en la cuenta de que en realidad no ha hecho más que comprarles un material inútil con el que no ganará lo prometido.

7. Supuestos empleos condicionados a la contratación de cursos

Determinadas academias de enseñanza muestran en su publicidad la falsa promesa de que el usuario encontrará empleo en cuanto finalice uno de sus cursos por sus supuestas relaciones con determinadas empresas. Más lejos llegan centros de enseñanza que en sus anuncios se hacen pasar por ofertantes de empleo y los condicionan a la contratación de cursos.

8. Negocios piramidales

También hay negocios piramidales en los que el supuesto trabajador debe comprar productos a la empresa para revenderlos captando nuevos empleados. En realidad, los afectados no son más que clientes de la compañía que les hace creer que se harán ricos en poco tiempo, cuando en realidad pueden acabar arruinados.

9. Mediadores en transacciones que no son más que muleros en el blanqueo de dinero

Otra técnica consiste en hacer creer al usuario que ganará mucho dinero actuando como mediador en transacciones internacionales. Para ello debe recibir transferencias en su cuenta bancaria y reingresar el dinero en otro número de cuenta quedándose con una pequeña comisión.

Así, actúa sin saberlo como mulero en un negocio de blanqueo de dinero que puede acarrearle consecuencias penales.

10. Ofertas publicadas como trabajo pero que no tienen remuneración

La crisis está haciendo proliferar anuncios en los que se publicita una oferta de trabajo donde el “empleado” no va a tener ninguna remuneración. Sin embargo, entre los requisitos para los candidatos se encuentran la alta cualificación, la calidad del trabajo que realice y la seriedad en los plazos del mismo.

Tal es el caso denunciado por FACUA publicado en el portal de empleo Jobomas, donde se solicita un “periodista redactor para portal web” paraBarcelona entre las ofertas de empleo.  “Los candidatos deberán ser capaces de redactar noticias, realizar entrevistas y/o reportajes, hacer búsquedas del material gráfico que alimente el texto y adaptar la información al medio digital”, apunta el anuncio.

Y añade una nota, “la participación nos será reconocida económicamente, más que la difusión del trabajo y el realizador correspondiente”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*